Mi primera Cocotte Le Creuset

Estoy feliz.

Si algo he envidiado de mi madre estos años de independencia ha sido una cosa: Su Cocotte naranja. Ahora ya no 😉

Cocotte Le Creuset

Me he comprado una Cocotte, cacerola fabricada toda ella de hierro y de las que, se dice, no se han dos iguales. Es una cazuela que existe desde hace décadas y se mantiene casi siempre igual (ahora han creado una llamada Evolution pero es casi igual a la de mi madre).

Estas cazuelas Le Creuset son ideales para cocciones de guisos o carnes e incluso puedes preparar pan en ella.

Pero lo que a mi me emociona, como diseñadora, es sobre todo el hecho de que cada cocotte se realiza en un molde de arena que se construye y destruye para cada cocotte. El proceso de fabricación es antiguo y por supuesto se ha ido actualizando pero el espíritu es el mismo: cada cocotte se crea para ti.

Otro elemento distintivo de estas cazuelas es su color. fabricados en exclusiva por Le Creuset tiene un “elenco estable” de colores que se mantiene con los años y otra serie de colores que se va incorporando cada temporada, algunos solo sobreviven unos años.
Colores disponibles para la Cocotte
La Cocotte, por su material, crear un ambiente de cocción ideal: se cocina largo tiempo a baja temperatura logrando platos ¡riquísimos!.

Las Cocottes ha diferencia de los utensilios de cocina actuales ha sido diseñada y construída para durar: no inviertes sólo en ti, inviertes en futuras generaciones de cocineros. Mi madre tiene una Cocotte comprada en Francia en los 80 y, sinceramente, está como la mía.

En Estados Unidos son furor, en William Sonoma tienen rincones espaciales para esta marca. Y por supuesto tienes tooooodos los colores a tu disposición.

Medidas y precios_ Yo he cogido la de 24 color blanco pero como te contaba existe una variedad muy grande de colores. Ni que hablar de medidas: las hay hasta de 36 cm. de diámetro.

Estas cazuelas francesas Le Creuset no requieren mantenimiento y son muy fáciles de limpiar. Puedes utilizarlas en cocinas de gas como la mía y en las electricas tipo vitro o inducción. También en el horno.

Es curiosa la historia de cómo las cocottes se hicieron popular en Estados Unidos (y una vez allí en todo el mundo) ya que viajó de la mano de Julia Child, cocinera americana muy popular en la TV de los 70/80 allí que popularizo la cocina francesa y con ella las Cocottes…

La mia la compra en una de mis tiendas preferidas. Si os interesa regalar o regalarse la Cocotte Le Creuset tenéis en ese post un cupón con descuento.

Su legión de fans en todo el mundo, y el anniversario de estas hermosa olla de hierro, les ha llevado a crear esta web propia: http://lecreuset90.com/

Si te lo estas pensando no o hagas más, la vida es corta y vale la pena disfrutar de una Cocotte desde ahora 🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


9 − = seis