¿Somos adictas al azúcar?

Muy buenas lectoras de Elle! Hace bastante tiempo que le vengo dando vueltas a la idea de que el azúcar está muy presente en nuestra vida y realmente es muy difícil prescindir de ella sin prestar la debida atención. Ya todas sabemos lo contraproducente que es el abuso del azúcar, pero si que estoy leyendo cada vez más sobre alimentación y los efectos de ésta en nuestro organismo pues me hace pensar cada vez más sobre como erradicarla de mi vida. Cosa que por cierto no es nada fácil.

Yo soy de esas personas que ni siquiera tengo azúcar en casa. O mejor dicho, tengo algunos sobres que voy sacando de bares (jaja) para cuando tengo invitados, porque claro, lo que yo haga no tiene porque condicionar a los demás. Ya me paso varias veces que en la sobremesa con el café, todo el mundo espantado porque en mi casa no había azúcar y el café se volvía insoportablemente amargo. En fin, aprendí nuevamente que tengo que convivir con la realidad y que por el hecho que yo no consuma, no significa que el resto del mundo tenga que hacer lo mismo.

Sugar_2xmacro_1

El tema con el azúcar es que lo encontramos presente en un montón de comidas, salsas, preparaciones, postres..la lista es infinita! Inclusive hasta el viejo truco de contrarrestar la acidez del tomate en una salsa, con una cucharadita de azúcar. Eso si que es cultura popular!

Muchas veces las comidas que te recomiendan como baja en grasas, son altas en azúcar! Esto lo hacen utilizando el azúcar para resaltar los sabores en comparación con el plato tradicional. ¡Ojo!

El punto es que me encuentro que yo me encuentro también sumergida en esta historia porque me encanta comerme un trozo de tarta a la tarde… desayunar con unas tostadas con mermelada.. Incluso el bendito chocolate después de cenar se me hace imposible prescindir de él.

NOTA: Le estoy tomando una manía terrible a la palabra saludable. La estoy viendo cada vez más en montones de comunicaciones y se me está haciendo cada vez más empalagoza e insoportable!! En fin, quee manías de una, vio? Es por ello que voy a tratar de omitir esta palabra en la medida que me sea posible.

Bien, retomemos. Hay tipos de azúcar que sin que son bien asimilados por nuestro cuerpo, como puede ser la que encontramos en frutas, en el chocolate negro (mi favorito), la miel..

Incluso hablando con mi médico sobre este tema, él mismo me decía que ingerir azucar que viene naturalmente en los alimentos no es que sea del todo malo. De hecho es un elemento que nuestro cuerpo agradece, y además como en el caso del chocolate negro nos saca una sonrisa.

El tema pasa mas que nada por los alimentos que ya vienen preparados, los postres y la bollería industrial, y el picoteo de chuches y golosinas. Ahí esta el gran problema en realidad con el azúcar. El abuso que encontramos en todas nuestras dietas que venimos desarrollando a lo largo de los tiempos. Y lo peor de esta historia que esta “adicción” a los dulces nos viene desde que somos muy pequeños y para quien ya ha adquirido el hábito, incluso siendo ya adulto, es muy difícil salir. Yo debo ser un poco bicho raro puesto que desde pequeña nunca tuve especial atracción a las golosinas o dulces, pero si que tengo amigos de la infancia que ahora están con problemas de cambio de hábitos por cuestiones de salud y eso si que hace saltar las alarmas.

Voy a tratar de ir buscando más información, contenidos y recetas que estén constatadas que pueden hacernos vivir mejor y sobretodo sin preocupaciones sobre que tenemos que comer y cosas no.

Keep conected! 🙂

Enata