La calavera de Connemara Teatro Villarroel de Barcelona

He vuelto al teatro después de muuuchos meses. Demasiados. Una salida de amigas fue la excusa para volver a disfrutar de este arte.

La obra es del dramaturgo inglés Martin McDonagh y la se llama originalmente a MInd in Connemara. Tienes aquí una crítica del New Yorker que podéis leer aquí (versión original).

La sala Villarroel de Barcelona es una de mis favoritas porque estás casi dentro de la obra, muy cerca de los actores. En este caso desconocia por completo la obral, su autor y su contexto. Uno de esos días en que te dejas llevar.

Son 4 actores para representar toda la obra: Marta Millà, Pol López, Oriol Pla y Xavi Sáez. Sobervia actuación de los cuatro. Debo decir que la obra es en catalán.

No voy a adentrarme demasiado en la obra ni el argumento pero si me ha hecho pensar en cómo funcionamos las personas en pequeñas sociedades. El pueblo irlandés de Connermara podría haber sido Berga o Vic tranquilamente.

Como nos condiciona el entorno, como nos nutrimos de las costumbres y tradiciones y condicionamos nuestras vidas según donde hemos nacido. Mucho he pensado al respecto desde que el procés ha inundado nuestras vidas desde que amanecemos hasta que nos vamos a dormir.

La obra no tiene nada que ver con el procés, simplemente he relacionado Connemara con pequeños pueblos, en es caso catalanes, y he unido mis vivencias a las representadas.

Los personajes representan a los tópicos de “la gente de pueblo” y las historias que giran a su alrededor, su cosmovisión y las relaciones humanas en pequeñas sociedades.

MI veredicto: ya estáis tardando en ir a verla. Disfrutaréis la hora y media que dura la obra.
Si queréis reservar vuestra entrada, recomendada, podéis hacerlo aquí.


Guerra nuclear USA vs Corea del norte?

Hoy me toca desahogo, lo siento. Nunca tuve la intención de dar la brasa en el blog sino todo lo contrario, hablar de las cosas que me gustan pero lo que estoy leyendo últimamente en los medios de comunicación me sacan literalmente canas verdes.

Hoy la gran noticia ha sido que parece que Estados Unidos ha enviado un super barco con más de 3000 soldados, aviones, petardos de todos los colores y reactores nucleares hacia Corea del Norte. Podría pasar como un datos más, acostumbradas a levantarnos con miserias a lo largo y a lo ancho del globo, pero en este caso percibo que los medios de comunicación están todos bien metidos hasta las cejas en la teoría de la conspiración.

USA muestra músculo y chulería. Que Corea planta cara? A nosotros? Buah, a por ellos a ver cuan rápido los podemos liquidar. Tengo tanto para plantear este mensaje que no me alcanza el blog entero.

Una mujer de Corea del Sur mira por Televisión un ensayo balístico de su vecino del norte el 5 de Abril del 2017.

Si Estados Unidos ahora se presenta como el gran lider para el fin del terrorismo en el mundo occidental, tirando cohetes que valen cada uno 1.5 millones de dólares (en un plumaso tiraron 59 lo que nos da 88.5 millones de dólares en una noche) contra Siria, por la animalada de aniquilar la población con gas Sarín, entre otras barrabasadas, que está pintando ahora Corea del Norte en este discurso?

Todo lo que sabemos de Corea del Norte es despreciable. No creo encontrar en todo lo que voy leyendo sobre ese país que no sea verdaderamente repugnante, medieval y tercer mundista. Pero que tiene que ver con el terrorismo islámico al que el presidente de USA pretende librarnos para siempre? La idea parece que, ya que bombardeamos posiciones en Siria porque son los malos, aprovechemos el viaje que es largo, y liberemos al pueblo de Corea del Norte.

Yo creo que Estados Unidos vuelve a la era Bush, Regan, etc.. Vuelve a presentarse ante los ojos del mundo como la libertad absoluta cuando lo que siempre quiere hacer es adueñarse de territorio y recursos. Se acuerdan de las armas químicas en Irak que al final nunca existieron?

Somos los liberadores del mundo. Tenemos todo el arsenal destructivo posible, toda la tecnología bélica y somos los que tenemos para transmitir los mejores valores en pos de la paz mundial, siempre a favor nuestro. Lo de Corea me suena a pantalla. Pantalla en la que lamentablemente si se lleva a cabo van a morir millones de personas.

Cómo he terminado escribiendo sobre esto en un blog de moda y lifestyle?  Sinceramente porque estoy asqueada de que se hable del horror que significa una guerra como si de una discusión sobre un partido de fútbol se tratase.  Percibo un amarillismo, unas ganas de que suceda el conflicto, unas ganas de ver el espectáculo por TV que me cuesta entender a la sociedad. Las opiniones sobre quién ganaría y como se planificaría la masacre en boca de la calle, como quien habla del tiempo, opina sobre temas tan sensibles y delicados con total frialdad.

 


Mr. Trump

Vuelvo a escribir luego de una larga temporada sobre un tema que me preocupa sobremanera.

Mr. Trump

La llegada de Mr. Trump al poder confirma una de mis teorías favoritas: este señor ha llegado a presidente por las desigualdades creadas por la economía de mercado americana. Parte de la antigua clase media, quizás la menos educada, busca soluciones mágicas o diferentes.

Los políticos tradicionales, entre ellos nuestro querido y admirado Obama, tampoco han dado una solución, ni siquiera una esperanza, a una parte importantísima de la sociedad.  Viejas ciudades industriales abandonadas, degradadas, con habitantes obligados a marcharse.

¿es justa la deslocalización de producción? Evidentemente en España nos beneficiamos de ello en el pasado y seguramente la opinión pública hoy, mayoritariamente, tiene una opinión contraria (ejemplos  de SEAT fabricando en  República Checa.

La solución americana

Bien, los culpables de la pobreza de la rica sociedad americana son los pobres del sur, víctimas de toda clase de calificativos negativos. Nunca gente como el propio Trump u otros millonarios americanos.

Construyamos muros que nos separen de los pobres del sur, que no entren, eso sí sigamos exigiendo sus recursos naturales (es nuestro derecho pensamos) a cambio de sueldos en el mejor de los casos de supervivencia.

Debo reconocerle sí una cosa: no ha parado de cumplir sus promesas electorales para mi horror ¿y los políticos “sensatos”? ¿no son capaces de hacerlo?

Evolución de la lucha

Pussy Hat en lucha

Creo que una parte importante del cambio de paradigma capitalista que llegará con el reinado Trump será la resistencia en la calle.

No he vivido personalmente grandes manifestaciones globales, coordinadas, para exigir cambios en la sociedad.  Y creo que esta será la reacción natural a las políticas de Mr. Trump: millones de personas en la calle exigiendo, respondiendo, negándose al atropello y la falta de respeto.

Ha llegado el momento de salir de la crítica liviana, livianísima, comunicada a través de las redes sociales (Facebook es el paradigma de las opiniones políticas sin ninguna consecuencia) y poner el cuerpo en la calle, manifestándose como hicieron las organizadoras del Pussy Hat

Estemos atentos y dispuestos a luchar por los valores en los que creémos. No dejemos que otra vez decidan por nosotros ni por nuestros hijos.


¿Cómo limpiar a fondo una sartén de hierro fundido?

Hola Lectoras de Elle!

Como tengo varios amigos que trabajan en la restauración, mi casa a veces se vuelve en un laboratorio de experimentación de nuevos materiales para cocinar. Sobretodo de sartenes. Las sartenes son mis aliadas indiscutibles en mi casa y las adoro. Mi amigo Matt, que tiene un restaurant en Madrid, me trajo de su viaje a EE.UU. una sartén Skillet de la marca Lodge. Aquí en España no son muy conocidas, pero a los americanos les encantan y son una de las marcas más vendidas. A diferencia de las que consigo aquí, que son de la marca francesa Le Creuset, estas Lodge no vienen con un esmaltado sobre el hierro fundido que facilita su uso y su limpieza. Estas sartenes skillets vienen tal y como dios la trajo al mundo: Puro hierro fundido.

Esto ya sabía que me iba a traer un añadido en el sentido que al no tener esta capa de esmaltado, la posibilidad de que en la sartén me salga una mancha de óxido era mucho mayor. De hecho, cada vez que las friego, sale de esta sartén un olor a hierro fuerte, que se va cuando le unto la respectiva capa de aceite antes de guardarla. Pero es un olor fuerte, mucho mayor de lo que le pasa a mi querida Le creuset.

Unos días fuera de casa y ¡Horror!

Cuestión que me fui unos diez días de vacaciones y cuando vuelvo a casa me quedo con la mejor cara de sorprendida. Sorprendida y porque no, un poco asqueada. Cuando veas esta foto vas a entender lo que quiero decir:

limpiar-sartenes-hierro

Un asco! así me he encontrado a mi sartén skillet Lodge cuando he llegado a casa.

Que ha pasado!?? Pues parece que antes de irme, con las prisas y la última cena con las maletas en la puerta, me he olvidado de pasarle la capa protectora de aceite y la sartén se quedó expuesta al aire. Y hierro + humedad + aire: Óxido!!!

Lo primero que se me pasó por la cabeza fue lo que me dijo mi amigo ni bien me la regalo: Cuídala bien y la tendrás de por vida. Ja, ja, ja! No voy a negar que lo segundo que paso por mi es que tenía ganas de ir y tirarla directo a la basura.

Pero momento! si estamos ante una sartén construída enteramente en hierro fundido, como puede una fina capa de óxido arruinar todo el material. Quiero decir, en estas sartenes no hay tecnología multicapa ni nada de nada. Son sartenes rústicas, de las que se vienen usando hace décadas y debajo de la superficie no hay nada mas que hierro, hierro y más hierro.

Merece la pena por lo tanto, tratar de rescatarla

Lo primero, armarse de ganas y paciencia. Estamos ante una situación excepcional. Ya mi sartén Lodge estaba por cumplir su primer año y jamás había pasado esto. Informándome por internet en muchos sitios, he encontrado que un gran enemigo del óxido es el vinagre. Con el vinagre podemos quitar muy fácilmente las manchas de óxido, pero primero a rasquetear bien.

Con ayuda de un cepillo de cerdas duras, y una espátula bien ancha, puse la sartén bajo el grifo, detergente y a darle. Primero con la espátula he eliminado el óxido más visible, que ha salido bastante rápido y bien. Luego, con mi estropajo normal, le he tirado unos cuantos chorritos de vinagre, fregado y aclarado en el grifo.

Luego, ya con una buena espuma de detergente, le ha tocado el turno al cepillo. Repetí la acción unas tres veces y ya la cosa pintaba muy esperanzadora. La verdad que ya la volvía a ver negra, bien negra como corresponde. Con ayuda primero de un trapo y luego de papel cocina, la he secado bien, pero bien bien! Y luego le he untado el típico chorrito de aceite untando con ayuda también del papel cocina, por toda la base, bordes y superficie. Ya la sartén tiene un aspecto mucho mejor, de hecho puedo decir que ya lucía como para empezar a cocinar, sin ningún rastro de suciedad extraña.

Tocándola con la yema de los dedos no notaba nada raro y su aspecto realmente era el de un utensilio de concina. Pero entre otros trucos que he leído había uno que me gustó porque sería ya como el toque final o maestro para ya eliminar cualquier tipo de agente que se haya podido quedar: Ponerla en el horno. 

Primero, precalentar el horno casi al máximo, en mi caso a 350 grados. Una vez en temperatura, colocar la sartén boca abajo en la bandeja de la mitad y dejarla una hora aprox. Una vez pasado este tiempo, apagar el horno y dejarla enfriar hasta que esté a temperatura ambiente. Pasamos una última gota de aceite por base y superficie y ahora si puedo decirte que la sartén quedó perfecta, como nueva teniendo en cuenta que la he usado durante casi un año al menos 3/4 veces por semana!

limpiar-sartenes-hierro-horno

Así estaba cuando la he sacado del horno

Espero que te haya servido por si te sucede. Como te comentaba al principio, si tu sartén de hierro fundido viene con un esmaltado, no creo que nunca te suceda algo así. Pero si por el contrario, la sartén no presenta esmaltado, extremar el cuidado con los elementos para que la puedas disfrutar con comodidad y seguridad que está todo correcto para empezar a cocinar.

Un beso!

Enata


El marketing detrás de lo saludable

Hola Lectoras de Elle!

Hoy tengo ganas de volver a tocar el tema de la alimentación en este blog. Ya me imagino que alguna de vosotras estará un poco cansada de tocar este tipo de temas, pero en mi caso no soy prejuiciosa con nadie. No juzgo a nadie por lo que come o deja de comer como espero que lo mismo piensen de mi! 🙂

La burbuja del marketing saludable

En fin, el tema es que me he vuelto a informar por internet y no paro de ver como la burbuja de la alimentación saludable sigue creciendo y creciendo. A estas alturas de año y con la bendita operación bikini a mitad de recorrido ya me animo a decir que es un moda concreta y en toda regla.

Entonces, como toda moda, siempre están los listos de Marketing detrás, sacando el mejor provecho a los resultados y asegurándose jugosas tajadas de dinero por la cantidad de productos que se venden con el sello (ficticio) de Saludable.

Insisto con este tema porque me apasiona y me siento privilegiada por poder sentirme observadora en primera persona de todo esta tendencia que ya se empieza a ramificar en un montón de corrientes diferentes. Hablo de tanto las semillas, los preparados, los batidos, los polvos para la dieta, los utensilios de cocina… Electrodomésticos capaces de sacarle el zumo a un brócoli… Zumos imposibles.. dietas detox… la lista es francamente interminable!

Y todo esto, que si bien me hace gracia ver como el mundo del comercio y el marketing se adaptan con tanta rapidez para poder cumplir con esta demanda de productos tan específico.. Y lo están cumpliendo con creces…

El otro día, filosofando con un amigo al que también le atrae todo este nuevo mundo foodie, me contaba una reflexión que me ha parecido interesante.. En toda la historia de la humanidad, no hay ninguna cultura en el mundo que se haya manifestado como vegana por ejemplo. Ninguna de las civilizaciones de la antigüedad ha llegado a este tipo de radicalización extrema con los alimentos. Pero ojo! que eso no significa que no sabían comer.. Lo sabían perfectamente y sabían también las propiedades de todos los alimentos que consumían, pero siempre fueron sociedades Omnívoros.

El debate filosofal

El debate no hace más que empezar. Un argumento que tenemos a nuestro favor a día de hoy es que la calidad de los alimentos que consumimos en general son bastante pobres.

Debatiendo

El debate, presente desde siempre!

La comida de super y los cultivos intensivos para abastecer la demanda de las sociedades avanzadas ha hecho que lo que comemos ahora, seguro que no tiene nada que ver con lo que se comía en cuanto a calidades de producto hace por lo menos siglos atrás, no hace falta irse tan lejos. Este argumento si me cierra para entender la veganización de las personas. Convencidas de que todo lo que rodea a la industria alimenticia es una verdadera porquería, ellos deciden cortar, y basar su dieta en semillas, seitan y diversas preparaciones sin ningún alimento de origen animal.

Como forma de protesta, es absolutamente válida. Si vemos como es el “cultivo”/ cría de las chuletas que compramos en el supermercado por 3,60€ la bandeja, te das perfectamente cuenta que el precio tiene gato encerrado. Si nosotros como consumidores finales abonamos esta cantidad.. Te imaginas lo que le pagan al productor de este ganado intensivo por esa bandeja de chuletas de cerdo? Una miseria, seguro… Por ello, él se debe adaptar y producir más y más, para que la venta por volumen le compense el negocio. Cuando vemos una hamburguesa a 1€.. que nos estamos comiendo?

Cada vez me frustra más esto del dinero. Tampoco veo claro que en las tiendas ecológicas cobren lo que cobran por un paquete de semillas o unos batidos. Me parece todo bastante mercantilista y con un claro sobreprecio porque está de moda..

¿Entonces que hacemos?

Yo soy una ferviente creyente que debemos ser siempre lo más críticos posible con todo lo que nos rodea. Y en el tema de la alimentación aún más.. Se sabe a ciencia cierta que una dieta estrictamente vegana no es muy buena que digamos puesto que carece del aporte vitamínico que nuestro cuerpo necesita. Eso no significa para nada que la buena cocina vegana esté buenísima y sabrosa. Cada tanto porque no? si es un placer! Pero siempre cuanto más equilibrado comamos, mejor. Si estamos cortas de dinero.. porque en vez de comprar esa bandejita de chuletas en el supermercado de turno, no hacemos un pequeño ahorro, reducimos la carne que comemos semanalmente y juntamos para comprarnos un buen chuletón como dios manda, de alta calidad, estamos comiendo carne de primera, pocas veces por semana (lo que es muy bueno para nosotros) y comemos mejor! ¿Queda claro el concepto que quiero transmitir? Espero tus comentarios, me encantaría poder armar un debate sobre esto!

Un beso,

Enata