Vendedores

Hoy mi reflexión va acerca del marketing. Estoy muy indiganada con la actitud de algunas marcas que manipulan la información (sobre todo en internet) con el objetivo de vender.

Hablaba con un amigo sobre este tema el otro día y me decía ¿pero qué marca no “deforma” la realidad para ofrecerte sus productos? Vale, de acuerdo que puedes jugar con tu campaña de marketing para crear conceptos que ayuden a vender tu producto.

Me indigna este extremo llevado a la salud. No quiero dar nombre porque podría tener algún problema pero tengo amigos veganos que compran en una determinada tienda (que no dejan de recomendarme) y al ir a visitarla (online) he descubierto una manipulación extrema de su propuesta comercial. Su propuesta de marketing los identifica como cocina sana, natural y para ello no dudan en relacionar su elección de productos con lo “saludable”. Bien, qué término este de “saludable” más subjetivo…

El caso de mis amigos veganos y la marca “saludable”

El caso es que comparando un producto comprado por mis amigos veganos vs. un producto que yo misma he comprado de otra marca ambos productos son la misma cosa, mismos materiales, similar precio (aunque menor el producto que he comprado yo) y sin embargo la tienda que lo vende habla maravillas de su producto y su marca asociándolo indefectiblemente a conceptos relacionados con la salud y la cultura de lo sano mientras desprestigia a la otra marca asociándolo a lo “insano” o perjudicial para la salud.

El caso es que me lo tomé a pecho pues mis amigos no paraban de machacarme con mi mala elección y me estudié a fondo la propuesta de ambas marcas, lo dicho: son el mismo producto hecho por dos marcas diferentes. Esta empresa “sana” además de la venta de productos factura lo suyo con cursos de cocina “sana” y es ahí donde evangeliza a sus nuevos clientes.

Mis amigos han picado en uno de estos cursos: probaron el producto y posteriormente compraron a través de la web…

Lectura vertical

Lo que más me molesta no es este tema, allá cada uno con la investigación que quiera realizar previa a una compra, sino el hecho de manipular sus textos comerciales. Reconozco que lo hacen con mucha técnica y también con mucha mala leche. Entre los términos positivos que quieren asociar con su marca aparece uno como la Organización Mundial de la Salud (supongo que para que en una lectura diagonal te lleves ese concepto) pero sin venir al caso. Por eso digo que tienen mucha técnica, saben que la lectura de un texto largo es veritcal y que te llevarás algunos conceptos. No son claros, no son objtivos ¡manipulan!

Un posicionamiento de marca cercano: el caso Dacia

Un ejemplo contrario de marca que me gustó hace un tiempo era el de Dacia, simplemente su USP venía a decir, de manera resumida: ¿quieres un coche? Aquí tienes un buen coche por un muy buen precio. Conciso, real, sin desprestigiar.

Estoy empezando a seguir con atención las propuestas marketinianas de algunas marcas, no dejaré pasar más manipulaciones sin participar.

He dicho.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


5 + cinco =