Barcelona

Hoy quiero hablarles de mi ciudad, Barcelona, por supuesto desde mi punto de vista.

Siento que la ciudad comienza una nueva metamorfosis provocada por los cambios políticos recientes. Vale, es pronto para asegurarlo, pero estoy segura de ello.

Siento que Barcelona ha vivido cambios muy importantes en los últimos 15 años que son los que he vivido conscientemente.

En los 2000 la ciudad parecía una maceta plantada con gruas constructoras. El dinero no era un problema, de hecho no parecía ser un tema “instalado” en charlas con amigos. En esos años se percibía con cierto temor la inmigración masiva que se produía en la ciudad ya que era un fenómeno nuevo y la sociedad tenía que adaptarse a ella. Nota: Recuerdo comentarios de amigas no muy felices sobre las escolarización de sus hijos en aulas con presencia masiva de niños de orígenes diversos que debían pasar por la lógica adaptación además de una formación en catalán express.

Las gruas en Barcelona a mediados de los 2000

Diría que a partir del 2010 la ciudad ha quedado soporíferamente en stand by. La crisis que ha afectado a todo el país se ha dejado notar y mucho en la ciudad más allá de los fuegos de artificio de modernidad que han supuesto ferias internacionales como el Mobile Congress o, la ya exiliada, Bread & Butter ambas referentes en sus sectores y de alcance mundial.

Mi gente, mi círculo, mis amigos han sufrido una especie de regresión (posiblemente yo también) donde muchos planes vitales han sido pospuestos para priorizar simplemente la supervivencia económica. Algunos mejor que otros lo han (hemos) logrado pero el dinero comenzó a ser un tema de conversasión recurrente.

La “fiesta” de Barcelona se ha apagado… ¿es mi percepción o hay muchísima menos gente en la calle? Quizás también me estoy haciendo grande…

Quietud.

El 2015 en Barcelona

Desde mi interior surge un grito reprimido, pero que me motiva a generar a volver a ponerlo todo y tirar adelante mil proyectos. Quiero ver un cambio en la administración de la ciudad para ponerla de verdad al servicio de sus ciudadanos. Me gusta Ada Colau pero más me gusta la movilización de las personas para recuperar aquello que es suyo: Barcelona.

Volviendo al tema de mi círculo social también hay reactivación, ilusión por lanzar nuevos proyectos profesionales y emprender nuevas aventuras. Me alegra, me da fuerzas.

Espero que a partir y gracias a nosotros sus habitantes Barcelona comience un camino de recuperación sobre todo de la alegría.

Visita Barcelona ¡ven!

Si no has estado en Barcelona antes ya estás tardando. Ven a visitarnos porque te aseguro que no te arrepentirás.

De lo nuevo te recomiendo visitar la heladería Rocambolesc, ahora que el calor aprieta no conozco nada mejor para refrescarse. Soy una apasionada de la cocina y sus cacharros así que podrías visitas las mejores cuchillerías de la ciudad Condal (mención especial para Ganiveteria Roca) donde puedes comprarte los mejores utensilios del mundo.

Mi espacio secreto, preferido, y vale puede parecer muy guiri pero es el Bar Pinotxo de la Boquería. VIsítalo, desayuna allí, tomate una truita o una butifarra y luego me cuentas.

Si nos visitas en agosto no dejes de ir a las fiestas de Gràcia, quizás lo único original, genuino, surgido del barrio que aún quede en la Barcelona turística.

Dejarme vuestras impresiones sobre la ciudad, tanto si sois vecinos de Barcelona o rodalies como si nos habéis visitado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


6 + = siete